Todo era lluvia

Todo era lluvia.

El hastío, la sombra, los viernes por la tarde.

Caminaba empapado, mis pies mirando el río.

Mis ojos náufragos.

Mi camisa suelta.

Las diez lágrimas que derrame en el puerto

dolieron y vos sin quererlo…

Añoro esos vientos húmedos

y el andar husmeante de una vieja que refriega el piso de su viejo bar,

sin saber quien soy o de dónde vengo.

Antiguo en mi morada, sobre esta tierra digna,

intento ser fiel a la lluvia, a estos pies, a ese bar, y seguir mojándome.

Nicolás Salgado

Acerca de Dr. Nicolás Salgado

Médico Especialista en Psiquiatría
Esta entrada fue publicada en Libros, Literatura, Sociedad, Vínculos y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s