Una forma de caer…

Cae rotundamente con su plumaje olvidado

Cae rotundamente con la sensación pendiente de mis manos

Cae y lo preciso,

sus ojos yerguen

la vida animal y mi conciencia, logran asirse en un impulso.

Pasajero.

Aquí guardo mi paloma herida,

hago tus ojos por siempre eternos

y me desprendo del dolor de tu muerte.

Impávido el rostro,

sorprendida viste tu partida sin pedazos de cultura,

sin cajones a la vista, sin nadie que te llore.

Otra paloma desde lo alto

luce esbelta e innominada.

No sabe del sitio en que está anidada.

Sabe de volar.

De eso se trata.

Nicolás Salgado.

Publicado en Sociedad | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

Decires.

¿Qué puedo decirte del amor?

Si soy un plato alado que debóra.

Si soy una rana con patas de canguro.

Si soy un furtivo corazón desalineado,

que crepita en ascuas de la soledad.

¿Qué puedo decirte de mujer?

Si acuestas con los sudores entregados,

me lavo los ojos y renuevo mi mirada.

Si apenas puedo darte mi todo entero y falta algo que no sé,

que me queda lejos, que no articula con mi cuerpo, que me falta de hombre.

¿Qué puedo decirte de mi yo?

Si soy inexistente en los espejos.

Si mi sombra y mi luz están en desacuerdo.

Si en cada sitio que transito

me hablan de un hombre bueno, con distintos nombres.

Si transformo en absurdos los colchones.

Si ser sincero hace que me entienda menos.

¿Qué puedo decirte de los otros?

No lo sé. Tampoco los entiendo.

Si avecino un porvenir futuro,

que no sabe lo que saben que no saben.

Si de vez en cuando me lanzo contra ellos

con armas de aire y fundas vacías.

Todo lo que puedo decirte,

deberá ser escuchado con oídos vivientes.

De lo contrario,

no diré nada.

Publicado en Ansiedad, Familia, Libros, Literatura, Pacientes, Poesía, Sociedad, Vínculos | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Decálogo de un Inventor Profesional

1- La creatividad es el poder original y el origen de todo poder.
2- Para los verdaderos inventores, todo es posible, y en especial cuando la mayoría cree estar convencida de lo contrario.
3- No hay nada más contundente que la solución práctica de un problema.
4- Una idea no es un invento, un verdadero invento es aquel que se transforma en una innovación, luego de haber pasado exitosamente por las etapas de la solución técnica, el patentamiento y la comercialización.
5- Para que una idea técnica se convierta en un buen invento, debe ser teóricamente posible, técnicamente viable, legalmente sustentable, y económicamente rentable.
6- Cuando algo parece ser definitivo, ya es hora de pensar en cambiarlo.
7- El mejor aprendizaje son los propios descubrimientos.
8- Si quieres que las cosas salgan tal cual lo deseas, debes hacerlas tu mismo.
9- La motivación más poderosa para el pleno ejercicio de la voluntad creadora, es la pasión por la vida.
10- La virtud básica de toda mente inventiva consiste en hacer fácil lo difícil, y en asociar lo bello con lo útil.

Por Eduardo R. Fernandez

Director de la escuela argentina de inventores

¿Parecido a la vida, o me parece? Inventar, como crear mi mundo a partir de lo que tengo.

Consolidar nuestros recursos psicológicos para resolver lo que nos plantea el mundo y las interrelaciones humanas. Lo pragmático de vivir.

Mi mujer dice que su abuela decía, a «grandes problemas grandes soluciones» y lo tomó. Googleando parece que deviene de un aforismo de hipócrates, pero yo lo conocí de ella.

El pensamiento obsesivo demuestra cómo el hecho de saltar de pensamiento en pensamiento paraliza la acción y el impulsivo se saltea pasos de análisis, en el procesamiento del pensamiento.

Pensar, por más que les parezca automático tiene su ritmo, su curso, sus paradas neurológicas, su conexión emocional como si fuese una vestimenta que modifica la presentación del acto que termina siendo motor y genera una conducta que modifica algo, desde lo tan simple como tomar un vaso para saciar mi sed como una palabra que acaricie o agreda.

La vorágine de la vida no siempre nos permite el tiempo y la paciencia justa para actuar correctamente. Fallamos, erramos, ajustamos, acertamos también, llegamos justo a tiempo. Pero trabajar con la presión justa es lo indicado, ni menos ni más, pongámosle un rango, el que nos permita funcionar.

Este tipo de regulación no sólo es homeostática sino además consciente y orientada.

Siempre digo que pensemos en lo individual para pensar lo colectivo. Si sobre expongo una planta sensible al sol toda la tarde, probablemente se nos marchite, así como si le falta agua o nutrientes básicos. La «alegría del hogar» se nos pone triste.

Nosotros también. Entonces concienticemos el valor de nuestro cuerpo y nuestro sistema de funcionamiento. Cada uno con su saber. Seamos inventores.

¿Pero sabemos qué inventar? o estamos en crisis de no saber si lo que inventamos nos juega en contra. Creo que somos de alguna forma víctimas de nuestros propios inventos, hemos inventamos cosas para solucionar lo que otros inventos han hecho con nosotros y así andamos.

Y si inventamos algo para frenar un toque y disfrutar.

Nicolás Salgado

Publicado en Ansiedad, Depresión, Literatura, Pacientes, Poesía, política, Sociedad, T. Obsesivo Compulsivo, Trastorno límite, Vínculos | Etiquetado , , , , , , , , , , | Deja un comentario

No le dije nada.

No le dije nada

le dije amor con ignorancia

le amé las cosas que no conozco,

eso hice en el momento de elegirla.

No vi más nada que un todo lleno de ella.

Aunque sus ojos asomaron, su negrura.

Así amo yo, a la que me brota…

Eso sí, que no me ame a medias, que lo haga o no lo haga.

¿Explicar el amor?

Lo estamos haciendo.

Será que dos somos muy pocos…

Nicolás Salgado

Publicado en Libros, Literatura, Pacientes, Poesía, Sociedad, Vínculos | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Todo era lluvia

Todo era lluvia.

El hastío, la sombra, los viernes por la tarde.

Caminaba empapado, mis pies mirando el río.

Mis ojos náufragos.

Mi camisa suelta.

Las diez lágrimas que derrame en el puerto

dolieron y vos sin quererlo…

Añoro esos vientos húmedos

y el andar husmeante de una vieja que refriega el piso de su viejo bar,

sin saber quien soy o de dónde vengo.

Antiguo en mi morada, sobre esta tierra digna,

intento ser fiel a la lluvia, a estos pies, a ese bar, y seguir mojándome.

Nicolás Salgado

Publicado en Libros, Literatura, Sociedad, Vínculos | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario