Decires.

¿Qué puedo decirte del amor?

Si soy un plato alado que debóra.

Si soy una rana con patas de canguro.

Si soy un furtivo corazón desalineado,

que crepita en ascuas de la soledad.

¿Qué puedo decirte de mujer?

Si acuestas con los sudores entregados,

me lavo los ojos y renuevo mi mirada.

Si apenas puedo darte mi todo entero y falta algo que no sé,

que me queda lejos, que no articula con mi cuerpo, que me falta de hombre.

¿Qué puedo decirte de mi yo?

Si soy inexistente en los espejos.

Si mi sombra y mi luz están en desacuerdo.

Si en cada sitio que transito

me hablan de un hombre bueno, con distintos nombres.

Si transformo en absurdos los colchones.

Si ser sincero hace que me entienda menos.

¿Qué puedo decirte de los otros?

No lo sé. Tampoco los entiendo.

Si avecino un porvenir futuro,

que no sabe lo que saben que no saben.

Si de vez en cuando me lanzo contra ellos

con armas de aire y fundas vacías.

Todo lo que puedo decirte,

deberá ser escuchado con oídos vivientes.

De lo contrario,

no diré nada.

Acerca de Dr. Nicolás Salgado

Médico Especialista en Psiquiatría
Esta entrada fue publicada en Ansiedad, Familia, Libros, Literatura, Pacientes, Poesía, Sociedad, Vínculos y etiquetada , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s